sábado, agosto 27, 2005


Con claridad Jesucristo nos dice que no debemos eludir nuestros problemas del mundo para seguirlo; debemos tomarlos y con ellos caminar junto a Él. Hoy presento en lo que será un intento sistemático de este blog, las lecturas del domingo. Pronto trataré de incluir mis comentarios personales a cada lectura. ¡Qué el Señor los bendiga! (jia2005)

Evangelio Mt. 16, 21-27: -----------------------------------------A partir de ese día, Jesucristo comenzó a manifestar a sus discípulos que él debía ir a Jerusalén y que las autoridades judías, los sumos sacerdotes y los maestros de la Ley lo iban a hacer sufrir mucho. Que incluso debía ser muerto y que resucitaría al tercer día.Pedro lo llevó aparte y se puso a reprenderlo: «¡Dios no lo permita, Señor! Nunca te sucederán tales cosas.» Pero Jesús se volvió y le dijo: «¡Pasa detrás de mí, Satanás! Tú me harías tropezar. Tus ambiciones no son las de Dios, sino las de los hombres.»Entonces dijo Jesús a sus discípulos: «El que quiera seguirme, que renuncie a sí mismo, cargue con su cruz y me siga. Pues el que quiera asegurar su vida la perderá, pero el que sacrifique su vida por causa mía, la hallará. ¿De qué le serviría a uno ganar el mundo entero si se destruye a sí mismo? ¿Qué dará para rescatarse a sí mismo?Sepan que el Hijo del Hombre vendrá con la gloria de su Padre, rodeado de sus ángeles, y entonces recompensará a cada uno según su conducta. (Leer comentario y la 1ra, salmo y 2da lectura)

1 comentario:

javier garcia dijo...

soy reformado (protestante) llegue a tu web por el diario austral. Que buena que pongas cosas claras sobre Jesús.